Buscar
  • Fede

Lidiando con la ansiedad: el camino de la Unidad


Los fundamentos clásicos de la sabiduría tradicional obtienen su fuerza y ​​poder transformador de la conciencia. Conciencia no de las cosas, sino de la conciencia misma.

Este es quien en este mismo momento es consciente de todos los objetos: mi cuerpo sentado, escribiendo, respirando, pensando y mirando, escuchando los sonidos del entorno. Más allá de ellos estoy yo, sabiendo estas cosas. Este conocimiento le indica a este cuerpo cómo y qué escribir. Sin ningún esfuerzo, estoy contigo, conocedor de ti misma antes que cualquier objeto, más allá de cualquier circunstancia.

Simultáneamente aquí y ahora tu cuerpo está respirando, sentado o acostado escuchando, pensando, tal vez teniendo algo en sus manos. Tú eres quien es consciente de ello, sabiendo estas cosas. Estás más allá de las cosas.


La vía de la unidad es muy simple. Sé que estás ahí, siempre atenta. Ahora sabes que te conozco. También sé que me conoces, siendo consciente de ti.

En este reconocimiento, el mundo de la dualidad puede disolverse - somos uno - y las experiencias del cuerpo pueden comenzar a corresponder con nuestra verdadera realidad. Esta experiencia puede comenzar a cobrar vida, suavidad y uniformidad, como si estuviera llena de un vacío. Ésta es la plenitud del vacío abundante. A medida que se escriben estas palabras y luego se leen, vuelves a conocer tu verdadera autoridad.

El ser humano es el lugar de encuentro del cielo y la tierra

La vía de la unidad es muy simple. Cuando aplicamos nuestra inteligencia al mundo de las cosas que se pueden conocer, esta inteligencia las afecta instantáneamente: la luz de la sabiduría. Este mundo creado comienza a saber que está siendo re-conocido, conocido de nuevo.








7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo