Buscar
  • Fede

El bienestar incondicional es nuestra naturaleza original

Si deseas ponerte al día con los conceptos básicos, lee las publicaciones anteriores


Esto está escrito para ti, quien es consciente de leer estas palabras aquí y ahora. Puedes ver el video a continuación en cualquier momento para disfrutar de un segmento relacional dedicado a la seguridad y el bienestar.

Proponemos una dialéctica simple, o en el lenguaje de la ciencia de la información, un algoritmo. Se podría decir que es un algoritmo de libertad, liberación, bienestar o simplemente, facilidad.

Lo que proponemos es un conjunto de instrucciones que, dado un conjunto de condiciones iniciales, se pueden realizar en una secuencia prescrita para lograr un objetivo determinado. Este que tiene un conjunto reconocible de condiciones finales (Todo-es-Bienestar).

La distinción clave es que las instrucciones solo se pueden seguir con el uso consciente de la mente.

Solo afinando nuestra atención, portándola aquí y ahora, podremos aplicar este algoritmo a nuestra propia mente. Si intentáramos aplicarlo desde el estado disociado de separación resultante del funcionamiento del complejo vagal dorsal (DVC), entonces no podríamos hacer un uso consciente de la mente. El sistema nervioso necesita estar en un estado de asimilación y apertura a la experiencia, uno en el que el complejo vagal ventral (CVV) esté regulado al alza. De lo contrario, en el mejor de los casos, mejoraremos las experiencias del cuerpo y en el peor, no tendrá ningún sentido.

Aquí mismo, ahora mismo, ¿soy consciente de mi existencia? Si respondo que sí, entonces es posible aplicar este algoritmo dialéctico. Si la respuesta es no, entonces puedo investigar de otra forma. Con esto en mente (razón) podemos hacer una pregunta diferente:

¿Es cierto que no todo está bien Aquí, Ahora? ¿Es REALMENTE cierto?

Mira alrededor del espacio donde se encuentra tu cuerpo, deja que se asegure de que no haya peligros o amenazas mientras te haces esta pregunta, sinceramente y de corazón. Entonces puedes recibir la respuesta y, lo más probable es que sea: No, no es cierto que aquí y ahora no todo está bien.

Luego, podemos registrar las experiencias del cuerpo a medida que el sistema nervioso regula a la baja el ciclo de respuesta a las amenazas. Podemos relajarnos en la presencia que somos, abierta y espaciosamente, como una suavidad uniforme en todas partes. Podemos respirar la amplitud de nuestro propio ser, dentro del cual todo está bien, siempre.

Si la respuesta a la pregunta: ¿Es cierto que TODO no está bien aquí, ahora mismo? es sí, entonces podemos aplicar la dialéctica a un objeto "amenazante" en nuestra experiencia. Si digo que sí, que no todo está bien, entonces, ¿quién soy yo? ¿Soy lo que sea que está mal que me lleva a decir esto, o soy quienquiera que sea que es consciente de decirlo? Si digo que sí, no todo está bien, y estoy experimentando miedo, por ejemplo, entonces la siguiente dialéctica (diálogo en inglés) puede iluminarlo aún más:


Esta dialéctica omite los detalles de la experiencia, obviamente. Pero el miedo o temor es en realidad una experiencia de la que podemos ser conscientes en términos de energía fisiológica, como cualquier otra. Esta energía se percibe a través del sistema nervioso central como sensaciones y / o imágenes. Las sensaciones asociadas al miedo o temor suelen ser objetos sintomáticos como:

  • Opresión en el pecho, abdomen u otra área del tronco u hombros.

  • Respiración dificultosa

  • Sensaciones de frio en las extremidades.

  • Palmas sudorosas

  • Pensamientos sin sentido que cambian rápidamente e involucran fatalidad o violencia

  • Ritmo cárdiaco elevado

  • Palidez del rostro, sensación de entumecimiento en el rostro

  • Áreas distintas del cuerpo que se sienten como objetos entumecidos, pesados o sólidos

Todos estos son objetos perceptuales que podemos observar con imparcialidad. Soy consciente de ellos como tales, pero la pregunta principal, la única pregunta que tiene un efecto instantáneo es: ¿son conscientes de que yo soy consciente de ellos?

Quien hace esta pregunta no es un objeto, es la conciencia misma que manifiesta su claridad y curiosidad. A través de un simple giro de atención bidireccional resolvemos la aparente separación dentro de nuestra experiencia, regulamos y / o completamos el ciclo de respuesta a las amenazas dentro del sistema nervioso autónomo (SNA), y recuperamos toda la energía que anteriormente se estaba utilizando (inconscientemente) para oponerse al mundo.

Por mundo entendemos, por supuesto, el mundo interior que experimentamos como conciencia, el mundo de las percepciones sensoriales, las sensaciones corporales y los pensamientos.

Si tenemos una actitud de oposición a este mundo y lo resistimos o combatimos, el proceso de separación está en curso: somos infelices o sufrimos. Si deseamos disfrutar de la vida y prosperar en una paz más allá de la concepción, entonces podemos optar por observar nuestra experiencia y terminar conscientemente con la sensación de separación.

A través de la experiencia clínica, sé que podemos aplicar con éxito este algoritmo a cualquier objeto de separación, ya sea un sentimiento / emoción, pensamiento o sentido del "yo" que sea incómodo. Utilizamos una comprensión básica del funcionamiento del sistema nervioso para simplificar nuestra experiencia con un objetivo claro y único: saber que YO SOY y, por lo tanto, que todo está bien.

Simplificamos nuestra experiencia afirmando que la mayor parte de lo llamado "pensamiento" es de hecho irracional. Es el resultado de la activación de alta energía dentro del SNA. Este tipo de "pensamiento" no es intencional.

Está provocado por una serie compleja de procesos autonómicos que son regulados por la CVD, cuyo principal objetivo en nuestra fisiología es la conservación y gestión energética.

Es un mecanismo evolutivo que heredamos de los anfibios, seres reptiles que no pueden razonar ni experimentar afecto (saber cómo se sienten).

Ahora sabemos, gracias a las deslumbrantes ideas del Dr. Stephen Porges, que la CVD puede secuestrar o cooptar procesos neuronales dentro de la corteza (la parte del cerebro encargada del razonamiento). Esa es la base fisiológica de este algoritmo. El elemento cognitivo-dialéctico del algoritmo ha sido el resultado de un proceso del uso consciente de la mente, que nos despierta a todos a nuestra naturaleza original: quienquiera que es consciente de escribir y leer estas palabras en este momento.

References: The Polyvagal Theory: Neurophysiological Foundations of Emotions, Attachment, Communication, and Self-regulation (Norton Series on Interpersonal Neurobiology) Hardcover – April 25, 2011

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo